La música clásica y el Universo.

Publicada en Publicada en Blog

Siempre he creído que las obras maravillosas que conforman la llamada música clásica o música académica no nacieron simplemente por capricho o exceso de talento. Cada vez encuentro más evidencia de que nuestros admirados compositores fueron echados a este mundo con la misión sagrada de ser los conductos a través de los cuales esta increíble obra sonora “nació” para el mundo. Una especie de lugar en el universo donde está, simplemente esperando el momento de manifestarse, de existir para el mundo físico, para nuestro deleite y sosiego. Un lugar que existe para recordarnos de donde venimos y hacia donde vamos.

Hace poco, científicos afiliados a la Organización Europea para Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) detectaron, por accidente, una recopilación completa de música clásica occidental, desde el canto llano del siglo XI hasta nuestros días. Existe en una dimensión que reside mas allá de nuestra percepción sensorial. Para ello utilizaron el Gran Colisionador de Hadrones, un acelerador de partículas, con el cual se descubrió el Bosón de Higgs.

Este descubrimiento musical supone una nueva manera de entender el papel activo del compositor como ente catalizador y presentador de un lenguaje sensorial como es la música, en este caso, la clásica. Se le llama lenguaje sensorial porque su mensaje solo se puede captar a través del sentido del oído y, también se ha descubierto que  las vibraciones que producen los armónicos musicales, se pueden sentir a través de la piel, manos, pies descalzos: esto es, el sentido del tacto. Al respecto, Evelyn Glennie, percusionista escocesa, quien comenzó a perder su sentido de audición a los 8 años y a los 12 ya era profundamente sorda, da una clase magistral de cómo se puede percibir el sonido usando todo el cuerpo. Evelyn Glennie ganó el Polar Music Prize 2015 por haber demostrado con su ejemplo que la música no solo se percibe con el oído, al afirmar que “el cuerpo es un gran caja de resonancia, y que vivimos en un universo de sonidos”

Un universo de sonidos, en una dimensión imperceptible para nosotros, pero que aún así ha existido desde antes de la historia de nuestro mundo. Ahora la ciencia da fé de ese universo, ya no es una simple suposición, existen evidencias científicas!!! Rolf Dieter Heuer, director de la CERN, dice que la música que escuchamos es como un holograma proyectado en nuestra realidad cotidiana  por el verdadero trabajo musical, el cual vibra eternamente de forma etérea alrededor de nosotros. A manera de ejemplo, cita la famosísima Quinta Sinfonía de L.V.Beethoven y la posibilidad de haberla escuchado en su forma más pura. Entonces, podríamos hablar de una memoria cósmica??? Ciertamente no es un misterio que el propio Beethoven decía que escuchaba sonidos internamente, de ahí las anécdotas de sus “locos” frenesís por escribir lo que escuchaba en el momento, algo por lo que hasta ahora,  se le había tildado de temperamental, amargado, febrilmente inquieto en su labor de composición. Ahora podemos aceptar que, evidentemente, tenía una conexión inexplicable para él con ese universo de sonidos, del cual fué vientre engendrador de una parte del mismo, poniendo su genio y su espíritu al servicio de una causa que iba más allá de su propia vida, con lo cual, al darlo a la luz al mundo, como la magnífica obra que conocemos como suya, ganó su inmortalidad musical.

Aún hay mucho que descubrir, entender y aceptar al respecto. Siento que apenas empieza a develarse un misterio enorme, el cual nos ha intrigado durante siglos. Lo que cada vez está más claro es la conexión que Dios ha establecido con nosotros a través de la música como lenguaje universal. Eso nos convierte a los músicos en conductos de expresión para dicho lenguaje y su mensaje eterno. Es nuestro deber entenderlo y dejarlo manifestarse, pero eso solo ocurre cuando podemos nosotros mismos establecer nuestra conexión con la Fuente sublime que nos ha proporcionado ese tesoro que llamamos música.

Mas información:

http://www.submediant.com/2015/10/01/physicists-prove-classical-music-inhabits-separate-realm-inaccessible-to-humans/

http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/musica-clasica-habita-una-realidad-inaccesible-los-humanos_81745

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *