Pre-escolar de arte antes del colegio

Publicada en Publicada en Blog

Hace poco mas de tres semanas, mi sobrino más pequeño, de apenas dos años de edad comenzó sus clases de música en un kinder musical en Barquisimeto. Esto no tiene nada de extraño por sí solo, pero el hecho es que comenzó a estudiar música antes que el pre-escolar cotidiano.

Aún cuando esta situación, particular luego de explicarla, no fué premeditada por mi hermano y su esposa, sino que obedece a razones circunstanciales, no pude evitar preguntarme: Cómo sería nuestra sociedad si los niños comenzaran a desarrollar sus capacidades artísticas antes de entrar en un régimen académico tradicional?

Imaginemos por un momento que nuestros pre-escolares son el detector de las habilidades naturales que cada niño trae consigo. Música, ballet, pintura, arte dramático, gimnasia, esas son expresiones artísticas por excelencia. Los niños tienen una disposición natural para ellas. Descubrir e incentivar su desarrollo en la edad preescolar es ideal, ya que en esos cortos años los niños no tienen complejos y se expresan confiados según va descubriendo su don natural.
Durante siglos se ha sabido que el desarrollo de las aptitudes artísticas propias de cada niño lo ayuda a ser más expresivo, ya que son formas de manifestación personal. Hoy en día la comunidad científica internacional lo certifica, gracias a diferentes estudios que se han hecho y se siguen realizando. Esto se traduce en una mejor atención y aprendizaje posterior de la educación académica tradicional.

Hay una diferencia notoria entre desarrollar aptitudes y aprender materias de pénsum escolar. Es cierto que estudiar música, ballet, etc, requiere de mucha disciplina y dedicación, pero cuando se unen el talento y el deseo de expresarse a través de esa aptitud que Dios nos regala, ya no es una imposición sino un gusto dedicarle el tiempo que sea necesario.

Por el contrario, en la educación tradicional, los objetivos son concisos y fríos. Cada pregunta tiene su respuesta, cada operación tiene su resultado. La teoría dice que se estudia para aprender, pero la realidad es que muchos estudiantes son sometidos a la presión de pasar la materia, y por supuesto, salvar el año. Y a veces se recurre a muletillas temporales, como el caletre o la chuleta.

Esa es la diferencia principal, en el arte no existe el caletre, ni la chuleta. En el arte, estamos nosotros con nuestro instrumento, o con la paleta de colores y el lienzo, o con las zapatillas, en escenario. Es necesario involucrarse en cuerpo y alma para dar vida a cada expresión artística. Y será siempre diferente, aún siguiendo las indicaciones escritas, los matices, fraseos; la misma coreografía, los colores, la dicción en la actuación. Siempre sonará diferente de un ser a otro. Siempre se verá diferente la coreografía, los trazos serán diversos aún usando la misma paleta y los mismos pinceles. Siempre se recitarán los versos con diferente entonación. Porque cada niño, cada ser humano es diferente, único. Y el arte es la expresión del alma en su esencia.

El desarrollo de las aptitudes artísticas y deportivas debe ir de la mano de la educación tradicional. Sin duda es necesario revisar los programas educativos, actualizarlos y ajustarlos a las verdaderas necesidades de la sociedad moderna. Necesitamos formar seres humanos sensibles, comprometidos con su entorno. Solo así, podremos avanzar y dar el salto al nivel inmediato superior de conciencia, tan importante para salvar y reconstruir nuestra sociedad actual.

2 comentarios en “Pre-escolar de arte antes del colegio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *