Mihaela Ursuleasa

Posted on Posted in Blog, Uncategorized

Existen ángeles a los cuales Dios los envía al mundo con un bagage de talento incondicional. Digo incondicional porque cuando se manifiesta es como si nos tendiera una mano, y al desarrollarlo la tomamos para no soltarla jamás,caminando juntos un sendero ya trazado y cumplir una encomienda celestial. Seres que hacen de la música su lengua madre y se comunican naturalmente a través de su instrumento.

Mihaela Ursuleasa es un ejemplo de esos seres maravillosos, que le dan a la interpretación musical una dimensión diferente. Pianista nacida en Brasov, Rumania el 27 de septiembre de 1978, fué considerada niña prodigio, haciendo su debut con orquesta a los siete años. A los 12 se trasladó a Viena a estudiar en el Conservatorio de Viena con el maestro Heinz Medjimorec. A los 16 años se alza con el primer premio de la competencia Clara Haskill, en 1995. Un año más tarde se gradúa con honores.

Su innegable dominio técnico y su inusual musicalidad la llevan a tocar con las más prestigiosas orquestas, como Concertgebouw, Gottenburg, Strasburg, Berlín Radio Symphony Orchestra, Bamberg Symphony Orchestra, entre otras. Su debut en París lo hizo como solista de la Orquesta Nacional de París, bajo la dirección de Sir Colin Davis. El Viena Konzerthaus y el Carnegie Hall fueron también testigos de su portentoso talento. Compartió escena con grandes artistas y deja dos grabaciones de piano solo, “Piano & Forte” 2010, la cual ganó un premio Echo Klassic, y “Rumanian Rhapsodie, de 2011. También grabó un CD con la famosa violoncellista argentina Sol Gabetta.

Mihaela va más allá de lo que se conoce. Exploró el piano y sus colores como nadie, logró conocer la potencia y posibilidades sonoras del instrumento. Enérgica y chispeante, tambien lograba ternura y sensibilidad. En su interpretación del Intermezzo op.117 de Brahms, logra un canto sublime, como orando. Es realmente conmovedor. Los colores en la “Ondine” de Gaspar de la Nuit, de Ravel sugieren sueños plenos de delicadeza. Sin embargo en el concierto de Liszt No.1presenta un sonido pianístico brillante y poderoso, juega con la plantilla de sonoridades que el piano le ofrece a quienes realmente lo llegan a conocer a fondo.

Mihaelafué un ángel que deja un legado que será cada vez más valorado, a medida que se vaya entendiendo lo que hay más allá de lo escrito. Tocar piano era también su alegría de vivir y así lo disfrutaba. Ella logró entender,en su corto paso por el mundo, que en la música, al igual que en la vida, hay que entregarse completamente,en cuerpo y alma.

En pleno ascenso de su carrera artística, con 33 años, Mihaela Ursuleasafué encontrada muerta en su hogar de Viena debido a una hemorragia cerebral, el 02 de agosto de 2012, dejando un doloroso vacío en el mundo pianístico. Le sobrevive su hija, la pequeña Stefanie, de seis años de edad.

En memoria suya, coloco estos videos, la última parte del concierto de Liszt No.1, en Bucarest 2009; y la Elegíe de Rachmaninoff, fechada el 07 de junio de 2012.

Descansa en paz, Mihaela.

http://www.ursuleasa.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *